Queremos reparar y seguir trabajando como hicimos en otros países: presidente Odebrecht

Categoría: Blog Noticias

“Matar una empresa no es una forma de combatir la corrupción. Hay que darle la oportunidad a las empresas y que hagan un cambio profundo en su actuación. Cerrar la empresa no permite que las investigaciones lleguen más lejos”, esta fue una de las afirmaciones que dio Felix Martins, presidente de Odebrecht en Colombia en entrevista exclusiva con La W.

El ejecutivo dijo que la compañía lamentaba muchos los hechos de corrupción que se presentaron en Colombia y que por ello estaban en un proceso de colaboración con la justicia, pero al mismo tiempo querían resarcir los errores pagando una multa para poder continuar con trabajando en los proyectos en los que está inmersa su firma en el país. Sin embargo, fue enfático en solicitar que esta multa no fuera exagerada por cuanto se debía basar en una “evaluación técnica y no política”. Incluso advirtió que los miembros de la familia Odebrecht ya no participaba en las nuevas decisiones de la compañía y que hasta se había hecho un cambio en el consejo administrativo, al pasar de nueve a seis personas y cuatro de ellas eran independientes.

Martins agregó que Odebrecht deseaba tener una segunda oportunidad en el país para poder demostrar que habían cambiado.

Todo indica que la multa que han avaluado las autoridades colombianas ronda los 290 millones de dólares, pero ante este monto el presidente de Odebrecht aseguró que esa suma era exagerada y que por ello querían llegar a un acuerdo justo.

Respecto del proyecto Ruta del Sol, Martins aseveró que los recursos invertidos fueron por un monto de un billón y medio de pesos, dineros que vinieron de los accionistas y no de recursos públicos. De hecho recordó que en esta concesión habían participado Odebretcht con el 62%, Episol (Corficolombiana) con el 33% y 5% de la empresa CSC Constructores.

En ese mismo sentido, el brasilero recordó que todas las decisiones que se habían tomado se hacían en juntas directivas donde, por ejemplo, había participado un representante de Corficolombiana. “El socio también debe responderle a las autoridades por sus actos”, aseguró Martins.

Según el ejecutivo la compañía Odebrecht ha pagado un total de 2.6 billones de dólares para reparar a todos los países en los que hubo sobornos; y que de ese monto, la mayor parte habían sido para resarcir lo que habían hecho en Brasil.

Felix Martins dijo que en Colombia estaban sufriendo de un constreñimiento por parte de los bancos. Según el brasilero todas sus cuentas han sido congeladas y no han podido ni siquiera ingresar dinero para pagar abogados y trabajadores. “Desde hace casi dos años Odebrecht no ha tenido ingresos en Colombia y esto afecta los derechos fundamentales de la compañía porque ha habido colaboración con las autoridades ”, dijo Martins.

Finalmente Felix Martins, presidente de Odebrecht en Colombia, insistió en que la compañía reconoce los hechos de corrupción, que desean resarcir sus errores y que si las autoridades colombianas se lo permiten, desean poder seguir trabajando en el país.

“Reconocemos nuestros errores y por eso estamos cambiado, queremos escribir una nueva historia. Queremos potencializar nuestro archivo técnico y personal”.

“Queremos hacer nuestra reparación y poder seguir adelante como hemos hecho con otros países”

Fuente: W Radio

Artículos recientes