Guillermo Smythe, el enlace de las Fuerzas Armadas con la Cienciología

Categoría: Blog Noticias

Smythe se adjudica lograr “el milagro colombiano” de mejorar la economía en un 700% y disminuir en 60% la violencia en el país, especialmente con ayuda de la Policía.

El escándalo por la condecoración –siendo policía retirado–, que hizo el general (r) Carlos Ramiro Mena al líder de la Cienciología, David Miscavige, fue la primera pista de la relación más amplia que ha tenido esta congregación con las Fuerzas Militares y de Policía en el país.

La Cienciología afirma haber logrado maravillas en el país, a las cuales llaman “El milagro colombiano” y que se ha traducido en condecoraciones a sus representantes, no solo de la Policía, también del Ministerio de Defensa.

La W conoció imágenes de las ceremonias en las que fueron condecorados Guillermo Smythe, Gracia Bennish y Paula Gutiérrez, con participación de oficiales como el director de la Policía, general Jorge Hernando Nieto, el viceministro de Defensa general (r) José Javier Pérez, el subdirector de la Policía, general José Ángel Mendoza, entre otros. Cabe aclarar que estas ceremonias no eran exclusivas para los miembros de la Cienciología, pues en las mismas también condecoraron otras personalidades del país, como por ejemplo el senador Antonio Navarro Wolf.

—————————-

La relación Cienciología-Policía

En el centro de esta relación está Guillermo Smythe, quien llegó a Colombia en 2008 como el director de relaciones públicas del crucero Freewinds de la Cienciología, que atracó en Cartagena para una remodelación, presentada un año después en un cóctel al que asistió el entonces comandante de la Policía de la ciudad, coronel Carlos Ramiro Mena.

Según una publicación del 2015 de la revista “Freedom” de esta religión, cuando el crucero llegó a Colombia el país estaba sumido en una “guerra violenta tipo Gomorra de carteles y corrupción, peligro y capos de la droga, caos, asesinatos y locura, alimentados por el tráfico obsesivo de todo, desde sexo y cocaína hasta niños para esclavitud y armas para guerrillas”.

La revista también cuenta que a su llegada a Cartagena Smythe conoció al coronel Ricardo Prado, de la Policía, sobre el cual dicen que inspiró y alentó la idea que “las unidades policiales y militares colombianas pasaran millones de copias de The way to happiness (escrito por L. Ron Hubbard, fundador de la Cienciología) en cada parte de la nación, con una visible y apreciable reducción del crimen y la violencia”.

El coronel Prado, de acuerdo con la publicación, le habló a Smythe de los horrores de la relación entre los menores de edad y las guerrillas y le contó que conocía de “The way to happiness” porque dentro de las Fuerzas Armadas habían recibido conferencias del comediante Andrés López, miembro de la cienciología invitado por un oficial de la Fuerza Aérea para “ayudar a levantar la moral de las tropas sitiadas”. Esto habría iniciado en 2004 y de acuerdo con la revista “con la bendición de los grandes líderes del país incluyendo al presidente Úribe, López ha llevado The way to happiness a decenas de miles de ciudadanos, y a muchos de los principales oficiales civiles y militares del país”. Incluso indican que López afirmó ser “parte de la solución a la crisis narco-política en Latinoamérica”.

Después de conocer a Smythe, el coronel Prado presentó un seminario de “The way to happiness” al personal de su unidad policial. Lo increíble del asunto es que la Cienciología atribuye a esta relación con las Fuerzas Armadas cambios excepcionales en el país.

Por ejemplo, afirman que el coronel Prado fue enviado a Bogotá a controlar una protesta de 100 mil personas que amenazaban con “quemar el palacio presidencial” y que su estrategia fue entregar 50 mil copias de “The way to happiness” a los manifestantes antes de que se acercaran a la Casa de Nariño, lo que supuestamente llevó a que leyeran el libro y decidieran más bien escribir sus quejas al Gobierno y abandonar la protesta.

Smythe cuenta que desde ese día, el coronel Prado lo recogía con “camiones de la Policía llenos de copias de The way to happiness” que luego repartía en lugares problemáticos. En el Carnaval de Barranquilla del 2009, la Cienciología indica que 2 mil policías repartieron 500 mil copias de “The way to happiness” a los asistentes y lograron bajar a la mitad las estadísticas de crímenes durante las fiestas.

Esto habría hecho que se multiplicara la labor conjunta entre Policía y Cienciología, según la revista. “Se llevaron a cabo seminarios en cada locación posible, incluido en el Freewind cuando estaba en el muelle, para los entrenadores de la Policía, militares y profesores, quienes juntos han llevado el programa a 6 millones de colombianos”. De hecho, en los medios colombianos se han registrado eventos de capacitación sobre derechos humanos y resolución de conflictos entre la Policía y la tripulación de Freewinds a jóvenes, sobre todo en Cartagena, desde esa época hasta el año pasado.

También afirman que el Ministerio de Defensa adoptó el programa de “The way to happiness” como el programa oficial para todas las Fuerzas Militares colombianas. Le atribuyen a este “libro milagroso” cifras como el descenso en la tasa de homicidios al pasar de 110 asesinatos por cada 100.000 habitantes en 2009 a 26,7 en 2014.


La Cienciología afirma que la entrega de millones de copias de “The way to happiness” en Colombia, con ayuda de la Policía y las Fuerzas Militares ha hecho que el crimen en el país descienda en un 60%, se logre un crecimiento de la economía del 700%, sea la nación de Suramérica con el crecimiento económico más rápido y haya quedado durante dos años como el país más feliz del mundo en las encuestas.

Desde la Policía han indicado a La W que estas publicaciones son donaciones y que no se ha realizado ningún tipo de contratación con la Cienciología, sino que el trabajo con esta iglesia a través de capacitaciones sobre derechos humanos, lucha contra la drogadicción, entre otros.

—————————-

A continuación, estas son algunas de las imágenes que conoció La W sobre las ceremonias en las que fueron condecorados Guillermo Smythe, Gracia Bennish y Paula Gutiérrez.

Fuente: W Radio

 


Artículos recientes